martes, 6 de septiembre de 2016

HACE 38 AÑOS, MUERE KEITH MOON, BATERISTA INGLÉS, INTEGRANTE DE LA BANDA “THE WHO”, EL 07 DE SEPTIEMBRE DE 1978

NOTICIAS QUE ENSOMBRECÍAN EL PANORAMA DEL ROCK ESTE SIETE DE SEPTIEMBRE, PERO DE 1978, CUANDO MUERE EN WEMBLEY, LONDRES, REINO UNIDO, EL BATERISTA DE “THE WHO”, a los 32 años de edad, víctima de una sobredosis DE PASTILLAS, KEITH MOON. 
UNA DE LAS GRANDES BANDAS BRITÁNICAS TIPO EXPORTACIÓN FUE SIN LUGAR A DUDAS THE WHO, POR ELLO NADA TIENE DE RARO QUE JUNTO A ELLA PASARAN TAMBIÉN A LA HISTORIA SUS INTEGRANTES, ENTRE QUIENES DESTACA SU BATERISTA, PRODUCTOR Y ACTOR, KEITH JOHN MOON, CONOCIDO EN LOS MEDIOS MUSICALES COMO KEITH MOON O SIMPLEMENTE COMO “MOON THE LOON”, QUE NO ES OTRA COSA QUE “MOON EL CHIFLADO”, QUIEN NACE UN 23 DE AGOSTO DE 1946, EN WEMBLEY, LONDRES. 
ESTE DESAPARECIDO MÚSICO SE ENCUENTRA EN LA LISTA DE LOS GRANDES BATERISTAS DEL ROCK DE TODOS LOS TIEMPOS DENTRO Y FUERA DE LA BANDA QUE LE DIERA RECONOCIMIENTO COMO ES EL CASO DE THE WHO, SIENDO SU GRAN MAESTRO CARLO LITTLE, QUIEN EN CAMBIO TENÍA FAMA DE SER UNO DE LOS BATERISTAS MAS RUIDOSOS EN LA HISTORIA DEL ROCK UNIVERSAL. 
SIEMPRE RECORDAREMOS A KEITH, NO SOLO POR SU INCREÍBLE MÚSICA, SINO TAMBIÉN POR PEQUEÑAS TRAVESURAS, COMO LAS QUE REALIZABA EN ALGUNOS CUARTOS DE HOTEL, EN BUSCA DE INICIAR UNA CARRERA COMO DECORADOR DE INTERIORES, PARA ELLO ARRANCABA EL PAPEL DE LA PARED, HACÍA VOLAR EL TELEVISOR POR LA VENTANA, SEGUIDO DEL COLCHÓN DE SU CAMA DE MATRIMONIO, PRENDÍA FUEGO A LAS CORTINAS DE LA BAÑERA, ARRANCABA LA CISTERNA Y EL WATER Y SE TOMABA FOTOS DESNUDO EN EL PASILLO DEL HOTEL. 
LAS HORAS FINALES DE KEITH LO LLEVAN A UNA ANIMADA CENA JUNTO AL MÍTICO PAUL McCARTNEY Y SUS RESPECTIVAS PAREJAS, LUEGO DE LA CUAL Y YA EN LA SOLEDAD, EL MÚSICO SUFRIÓ UN ATAQUE DE ANSIEDAD DEBIDO AL SÍNDROME DE ABSTINENCIA QUE LE PRODUJO EL TENER QUE DEJAR LAS DROGAS, POR ELLO QUISO ACABAR CON LOS SÍNTOMAS INGIRIENDO 32 PASTILLAS DE CLOMETIAZOL, CUANDO APENAS DEBÍA CONSUMIR UNA SOLA, ACTO QUE EN TAN SOLO INSTANTES PROVOCÓ LA MUERTE AL BATERISTA, CUYO ORGANISMO APENAS DIGERÍA SEIS PASTILLAS, CANTIDAD SUFICIENTE PARA PONER FIN A SU HISTORIA, en un día como hoy. RECORDANDO AL MÍTICO KEITH MOON.