sábado, 16 de abril de 2016

ABRASIVO, FRENÉTICO, ASÍ ES EL NUEVO SENCILLO DE ÁRBOL DE OJOS: “CANGREJO”

Luego de presentar su álbum debut Zorro (2012), un disco que ganó la admiración de los medios especializados y los llevó a los escenarios del Primavera Sound en Barcelona, SXSW en Estados Unidos, Rock al Parque y Festival Estéreo Picnic; Árbol de Ojos comparte su sencillo “Cangrejo”. El tema se desprende de Regular, su segundo larga duración que fue mezclado por Mateo Lewis en San Francisco (Estados Unidos) y co-producido por la banda y Philippe Siegenthaler.
Regular es un disco cautivador e imposible de encasillar en algún género en particular. Cuenta con 10 canciones que dejan al descubierto parte de la naturaleza creativa de la agrupación; allí David Ángel (bajista), David Ospina (guitarrista), Marco Bonilla (batería), Camilo Maldonado (vocalista) y Camilo Rengifo (guitarra) deciden experimentar con diversas sonoridades que van de las distorsiones más frenéticas del punk y el rockabilly hasta las melodías más pesadas y urbanas del rock clásico.
“La idea era que tuviese el sonido orgánico de una grabación en bloque, que capturara la esencia pura del grupo”, explica Rengifo. “En cuanto a los sonidos explorados nos gusta mucho el slap back en las guitarras y en las voces, la energía del punk y del surf, como la fusión entre el sonido de Link Wray y Dead Kennedys. Al mismo tiempo nos interesa crear atmósferas psicodélicas y no dejar de lado la melodía catchy para que la gente pueda cantar”, concluye Camilo, quien además destaca que la estética sonora de Regular se vio materializada por la creatividad del artista Henry Rodríguez H, que con sus pinceladas monocromáticas y minimalistas logró leer la esencia musical de la banda.

“Cangrejo” es un corte de groove abrasivo cuya rudeza armónica y melódica es potenciada por una línea de guitarra distorsionada y contundente, gruesos y eléctricos riffs que contrastan con la voz grave y árida de Camilo Maldonado, quien bajo un registro vocal que nos remite a los márgenes del rock latinoamericano, apela constantemente a estribillos con letras directas y sin pretensiones que no se esconden entre parámetros facilones de la psicología positiva, ni en posturas místicas de paz espiritual, él solo canta a la fortaleza de quien se repone a todos los golpes que un viejo amor le ha dado, le da y le dará. “Cangrejo” es una de esas canciones que no dan tregua, y que treparán hacía sus tímpanos hasta sacudirle. (FUENTE: Prensa Modular - contacto@prensamodular.com)